Blogia
Una Campanilla llamada Ale

90-60-90

90-60-90 Sí ya sé que lo primero que le viene a uno a la cabeza es que esos números se corresponden con las medidas de la modelo de la izquierda. No sé si lo serán, imagino que si no lo son estarán muy cerca pero no, esos números están traídos hoy aquí porque:
90 son las veces que le he contado a Ale el cuento de la casita de chocolate -¡estoy de los xxxxx hermanos Hansel y Gretel...!;
60 las veces que llevo oído “Hola don Pepito, Hola don José” en el radio casette de mi coche, ¡¡ya conozco el árbol genealógico de la familia y hasta donde viven los fulanos!!;
90 las veces que llevo jugando a esconderme detrás de la puerta de mi habitación para correr detrás la fugada por todo el pasillo.

Podría continuar, seguir dando cifras hasta aburrirles: 1.311 porqués; 1.812 cómprame algo, etc, etc.....

¿Alguien del público me podría explicar porque a los niños les encantan las repeticiones del mismo cuento, de la misma canción y del mismo juego?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

Pim-pam-pum -

Yo creo que lo que menos les preocupa en el fondo es el cuento. En el fondo desean verte la cara que pones y sobre todo el cariño que les demuestras.

Irenia -

Pobre papi.

Capitán Keating -

Pues sí a los dos, hay una parte de razón en ambas respuestas aunque puedan parecer contradictorias. Antes era más benevolente y me corregía pero esa fase ya está superada hace meses, ahora me abronca y si tiene en la mano el martillo de espuma me da con él.
Feliz año para todos

Invitado -

Simplemente quieren saber si te lo sabes bien, o le engañas cada vez que lo cuentas. Cuándo cambias algo del cuento, ¿no te corrige? Saben demasiada letra.
Saludos y Feliz Año

parapo -

creo que saben que su memoria es débil y que si no les cuentas la misma historia mil veces, cuando sean mayores no la recordarán :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres