Blogia
Una Campanilla llamada Ale

Novios y novias

Novios y novias Creo haber contado ya que Ale ha tenido un par de novios sin tener, ya saben, a la edad de tres años uno le dice a una niña si quiere ser su novia ella dice sí y ya está, no hay más complicaciones y no entiendo por qué, cuando se crece, tiene que haberlas.
No sé si también conté que hace meses, un día, iba por la calle con la pequeña novia y al pasar por delante de un kiosko Ale, señalando a un periódico me dijo: ¡mira papá!, Beckham, el novio de mamá.

El caso es que hace un par de fines de semanas, cuando estábamos viendo la película Todos los perros van al cielo 2 (de la que hablaba ayer) al final, los dos perrinos se dan un beso en el hocico, entonces yo le pregunté a Ale:
-.¿Qué hacen Ale?.
-.Se dan un beso papá -me dice ella lo más natural del mundo.
-.¿Por qué? -insisto yo.
-.Porque son novios.
-.¿Y quién es mi novia Ale? -le pregunto con el casco, la armadura y el escudo ya preparados para la respuesta.

Y ella me dice el nombre de la novia de un amigo mío con la que me ha visto -logicamente- muchas veces. Después de decirle que no, que ella no es mi novia porque es la novia de mi amigo Ale me da el nombre de la madre de un amigo como segunda alternativa. Y yo vuelvo a decirle que no, que ella es la madre de mi amigo.

-.¿Sabes quién es mi novia Ale? -vuelvo a preguntarle.
-.¿Quién papá? -me pregunta ella entonces muy curiosa.
-.Tú mi amor, tú eres mi novia. Sólo que tú eres la novia que nunca tuve.



La novia que nunca tuve. Pablo Milanés

La gloria como una nube
desaparece si miras otra vez
la fama va envileciendo
ese pedazo intacto que queda de ti
y ni siquiera el poder será
capaz de neutralizar
lo que se puede encontrar
bajo una risa feliz
y un sentimiento espiritual
que te aguardan para hacerte
bueno hasta el final.

Las cosas que nunca tuve
son tan sencillas
como irlas a buscar.

Tuve un árbol pero se secó
tuve un niño y entre mis manos creció
tuve un libro pero envejeció
el tiempo se llevó
toda la inocencia que al nacer les dio.

Las cosas que nunca tuve
son tan sencillas
como irlas a buscar.

Por eso cuando te miro
ya sin ninguna duda
creo adivinar
que estoy a un paso de la verdad
cuando presiento que sé
lo que se puede encontrar
bajo esa risa feliz y un sentimiento espiritual
que me aguardan para hacerme bueno hasta el final.

La novia que nunca tuve,
el primer amor
que siempre soñé.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Jesús -

Agárrate a esa novia amigo, que te dará mucha felicidad durante toda tu vida :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres