Blogia
Una Campanilla llamada Ale

El mimo estatua

El mimo estatua A veces no sé si Ale confunde el mundo o es el mundo el que confunde a Ale, el caso es que en su universo, por lo visto, todas las estatuas son iguales y cumplen la misma función.

El otro día íbamos paseando tranquilamente por la calle cuando pasamos por delante de una escultura que hay a la entrada de la Biblioteca Pública. Ale se paró y me pidió una moneda. “¿Para qué la quieres Ale?” le pregunté. “Para tirásela al señó papá verás como se mueve” me contestó.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres