Blogia
Una Campanilla llamada Ale

Alejandra en el Carpe diem

Alejandra en el Carpe diem Esta es Ale en el Carpe diem, un día otoñal en el mes de julio. Ale fantasea con el barco y yo me encargo de dosificar su imaginación: el barco era de Peter Pan, que yo fui en él al Pais de Nunca Jamás. Un día Ale me preguntó por qué el barco no podía volar y yo le dije: "¿cómo que no vuela?, sólo tenemos que salir a navegar una noche, cerrar los ojos, sentir el viento de cara y al abrirlos sólo veremos las estrellas, y lejos, muy lejos, las luces de la ciudad. Claro que para ello necesitaremos polvo de hadas". Me preguntó si podríamos salir aquella misma noche.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres