Blogia
Una Campanilla llamada Ale

La Tregua. Benedetti

La Tregua. Benedetti Ese mar es una especie de eternidad. Cuando yo era niño, él golpeaba, pero también golpeaba cuando era niño mi abuelo, cuando era niño el abuelo de mi abuelo. Una presencia móvil pero sin vida. Una presencia de olas oscuras, insensibles. Testigo de la historia, testigo infantil porque no sabe nada de la historia. ¿Y si el mar fuera Dios?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres