Blogia
Una Campanilla llamada Ale

¿Quién dijo que las puertas no oyen?

¿Quién dijo que las puertas no oyen? Si las paredes oyen ¿por qué no lo iban a hacer las puertas? -eso, creo yo, debió de pensar Ale, así que la pequeña Ali-ba-ba les habla a las puertas: ¡Ábrete Sésamo!, ¡Ciérrate Sésamo!.
Pero qué curioso que sólo lo haga a las puertas automáticas, ¿cómo las podrá diferenciar?. En fin, Ale y su universo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres